Coco Canek subsiste a pesar de crisis

Por HOY Servicios Informativos 20/12/2018 04:12:52.
image




Villa de Casas.- Con alrededor de 200 cocodrilos la granja “Coco Canek”, continua operando aun con la situación económica complicada y ante la baja productividad en pesca de la presa Vicente Guerrero para su alimentación.

Y es que de acuerdo a los socios, se necesita más difusión por tratarse de la única granja en su tipo a nivel estado, que se suma a las cuatro existentes en el país.

La granja construida en una superficie de 30 hectáreas en el ejido Jacinto Canek a la altura del kilómetro 4, entre la cabecera municipal de Casas y la presa Vicente Guerrero, vino a romper paradigmas por ser en su tipo el único criadero de cocodrilos moreletti en cautiverio.

Hace poco más de 10 años, arrancó el proyecto propuesto por la Secretaría de Desarrollo Social, en los tiempos de Luz Irene Álzaga Madaria como delegada en Tamaulipas, en el que se invirtieron 2 millones y medio de pesos, recursos bipartidos con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, cuando delegaba Ramón Antonio Sampayo Ortiz.

“Al principio vino Sedesol Federal y nos propuso el negocio. Y lo comenzamos con 34 socios y empezamos de cero, no había ni instalaciones. Nos apoyaron con un montón de dinero”, señala Candelario Quintanilla Mata, en calidad de expresidente de esta cooperativa.

Entrevistado en el interior de las instalaciones de este criadero, explica que iniciaron con 50 reproductores, 37 hembras y 13 machos que fueron traídos de Culiacán, Sinaloa, con valor total del medio millón de pesos en aquellos años mientras que en las casetas se invirtieron los dos millones de pesos.

De aquellos años hasta acá, el también exregidor, sostiene que ha sido una historia de mucho trabajo. Todos los socios han venido trabajando desde la construcción de las instalaciones así como en el mantenimiento para que esta granja siga de pie.

“Pero ahora, sí que le pedimos un poco de apoyo al Estado porque necesitamos más asesoría técnica más que nada. Y pues necesitamos mucha difusión, porque la granja es la única en el estado, nadie sabe que existe, es muy poco conocida, la única y no se conoce aún muy bien. A nivel nacional había cuatro granjas nada más y entre ellas se encuentra esta”, precisa.

Admite que hasta ahora no funciona al 100 por ciento, como tiene que ser o como les gustaría que funcionara, por la crisis económica, aunado a que las presa Vicente Guerrero, también se ha ido para abajo y se batalla en extraer pescado darles de comer a estos reptiles.

“No es lo mismo que antes que había mucha pesca”, puntualiza al destacar que por el momento, solamente hay en existencia un poco más de 200 ejemplares, entre los reproductores y crías bebés y medianos adultos, que se encuentran clasificados en espacios cerrados, habilitados como estanques donde se les alimenta y se les da los cuidados que requieren y se les vitamina.

A pesar de todo…

El entrevistado indica que a pesar de la variedad de problemáticas que han venido enfrentando, siguen manteniendo la fe de sacar adelante el proyecto, ya que los riesgos de pérdidas en la reproducción son pocos o casi nada, ya que esta especie de cocodrilos son inmunes a las enfermedades.

Pero, reconocer que representa mucho trabajo pues hay que darles de comer a todos lo que resulta muy “caro” ya que cada animal consume alimento lo correspondiente al 15 y 30 por ciento de su masa corporal y de la pesca en la presa, ya no da tanto como antes.

Por ello, agrega, que ha venido poniendo en práctica lo aprendido en los cursos de manejo de esta especie que tomaron en Culiacán cuando recién comenzaron.

“Tiene que ver con la preparación de alimentos, que se preparan a través unos molinos, donde se pone carne de res, hígados, filete de carpa”, así también los tiempos para que los cocodrilos puedan sexar y sobre la manera correcta de agarrar al cocodrilo para que no nos agreda y como vitaminarlos”.

Y cuando se trata de definir la edad de comercialización, pues se toma en cuenta una buena alimentación para que en unos dos años o dos años y medio ya están en la edad requerida.

“Pero ahora sí que nosotros no tenemos recursos como en Culiacán que es un solo socio, es un solo dueño y tiene mucha lana el señor, y nosotros somos muchos pero no tenemos lo económico”, ataja.

Al respecto, precisa que en Tamaulipas son ajenos aún al consumo de carne de esta especie, por lo que se ha vendido en algunas ocasiones en Guanajuato, donde se les ha pagado hasta 150 pesos el kilo.

En cuanto a la piel, explica, solamente la limpiamos, la ensalamos y las llevamos o vienen por ella, también en Guanajuato.

No obstante, lamenta, que les pagan ahora si que bien barato, pues la piel de cada ejemplar lo venden entre mil y mil 200 pesos.

“Pero por decir las botas que ellos fabrican nos la venden hasta en 8 mil pesos, ahora sí que no es negocio, solamente para estar dando vueltas al dinero”, puntualiza.


Son o no agresivos…

Quintanilla Mata, al respecto indica que todo depende del habitad en que se desarrollan, de las temperaturas o cuando andan en celo.

“Les comento que es cuando andan en celo, los animales se ponen bravos aquí en la granja y en la presa, depende de las temperaturas, que viene siendo en los meses de mayo y junio, dos meses por decirlo así, cuando están en incubación de huevos”, contextualiza.

Por lo que, sugiere, saber manejarlos, ya que el cocodrilo, al menos de esta especie, no ataca como comúnmente la gente dice, aunque advierte que obviamente no se puede domesticar como un gatito, “pero no son tan peligrosos como que te ataquen nomas porque si”.

Respecto al rumor desatado hace algunos años, sobre la fuga masiva de estos ejemplares lo que habría originado la desaparición definitiva de la granja, sostiene que todo fue mentira.

“Pues como pueden ver ustedes, hay bastantes medidas de seguridad para evitar que estos reptiles se escapen. Nunca ha pasado eso”.

Y aunque admitió que sí ha habido ataques a personas, ha sido en la presa Vicente Guerrero en su habitad natural y no precisamente en la granja.

Como se recordará, el año pasado entre junio y julio, se registraron dos ataques de esta especie a dos personas: un menor de edad y una persona adulta, que se encontraban en la presa Vicente Guerrero.

En el mes de junio, un niño de 13 años de edad, llegó al Hospital Infantil de Ciudad Victoria, con heridas en el fémur provocados por el ataque de un cocodrilo moreletti cuando se encontraban pescando en la presa con sus familiares.

El niño fue auxiliado por sus familiares, quienes le vendaron la herida, en lo que era trasladado al hospital a bordo de una ambulancia de Protección Civil.

El otro ataque ocurrió en el mes siguiente.

Don Jesús de 75 años de edad, casi perdía la vida atacado por un cocodrilo, también en la presa Vicente Guerrero.

Con dos mordeduras, una en el glúteo izquierdo y una más en el abdomen, fue trasladado al Hospital Civil de la capital, donde los médicos indicaron que gracias a la atención inmediata, don Jesús logró salvarse.

Jacinto Canek….

Es un ejido del municipio de Villa de Casas, donde desde el 2009, las más de 30 familias que se dedicaban a la agricultura cambiaron de giro.

Desde entonces, con el arranque del proyecto denominado “Coco Canek”, como la primera granja de esta especie en la entidad, iniciaron la convivencia con los 50 reproductores adquiridos y que en un par de años, aumentarían en un 100 por ciento la producción.

Sin embargo, el proyecto, no es explicaría sin la intervención previa de tres años atrás cuando el investigador de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), Manuel Carrera Campos, reveló un estudio sobre Cocodrilos en Tamaulipas, lo que daría origen a la granja para la producción de este reptil en esta población cercana a la presa Vicente Guerrero.

La intención del estudio, se indicó, era dar conocer la población total de cocodrilos existentes en todo Tamaulipas, así como protegerlos de la extinción ante la sobreexplotación que existe en los ecosistemas en que se ubican, donde eran parte de la cacería tradicional y su comercialización era indiscriminada.

El estudio del investigador, fue financiado por la Fundación Produce de Tamaulipas y otras instituciones que se involucraron, lo que llamó la atención de las autoridades federales, por lo que se tuvo la iniciativa de invertir en un proyecto de este tipo, buscando beneficiar a los pobladores de esta región.

Esta especie, de acuerdo al estudio, mejor conocidos como de “pantano”, es una especie que se reproducen en diversos municipios de Tamaulipas, tales como en la desembocadura de las cuencas de los ríos Corona, Pilón y Purificación con la presa Vicente Guerrero, en el centro de Tamaulipas.

Además en el río Guayalejo, al sur del estado, en la zona donde desemboca con la presa Emilio Portes Gil, en el municipio de Xicoténcatl, en habitad natural.

Pero nada es como en “Coco Canek” donde se aprecia la reproducción en cautiverio.