Se encienden las alertas

Por Rosa Elena González 16/11/2017 06:11:29.
image



Despus de que se agudizaron los casos violentos, de que se registraron jvenes agrediendo a sus compaeros con armas o vendiendo sustancias prohibidas en las escuelas, se implement el programa operacin mochila.

Una accin que debe ser permanente, no es que se desconfi de todos los muchachos pero entre ms seguridad se tenga que van por el camino correcto o que estudian en entornos afables es mejor.

Lamentablemente desde que naci la propuesta de la operacin mochila fueron muchas las opiniones encontradas, incluso hubo padres que se inconformaron ante la medida asegurando se violentaban los derechos de los nios y jvenes, lo cierto es que nunca est de ms la supervisin, es por el bien de todos.

El principal objetivo es cuidar la integridad fsica y emocional de los nios y jvenes, pero para ello los padres de familia tambin debemos contribuir, adems de estar ms al pendiente de lo que hacen los hijos permitir que la operacin mochila contine, no ofenderse porque se realice de manera sorpresiva para que tenga los resultados que se requieren.

Claro, las autoridades deben de tener criterio y sensibilidad, por ejemplo, en los operativos deben de ser mujeres las que revisen las mochilas de las jovencitas para no violentar su intimidad.

Lo anterior viene a colacin porque el martes por la tarde se dio a conocer que en una escuela primaria de la capital tamaulipeca un nio haba sacado de su mochila una pistola para agredir a su profesor.

Que hasta la institucin educativa llegaron los cuerpos policiacos que haban asegurado el arma que para fortuna result ser de postas, igual se aseguraba el nio asust y agredi a su maestro, fue entonces donde se encendieron las alertas y el asunto gener conmocin entre la poblacin.

Al da siguiente, el propio director de la escuela manifest que no hubo tal agresin al maestro, que el nio llev la pistola solo por cumplir un reto, aqu el problema es que igual era una arma y los dichosos retos por lo general son incitadores a la violencia y en eso es en lo que tambin se tiene que poner mucha atencin para que no sucedan hechos como los ocurridos en Nuevo Len.

Aunque tampoco es justificable que un arma de uso recreativo ingrese a un plantel educativo porque igual puede confundir, generar psicosis o lastimar, en las actividades de los jovencitos los padres deben de estar vigilantes tambin por el bien de la comunidad estudiantil y en general de la sociedad, incluso de sus propios hijos porque despus de un incidente ya nada es igual.

En fin, la situacin es que la sociedad, gobierno, padres de familia y hasta iglesias deben trabajar en conjunto para que las nuevas generaciones sean hombres y mujeres de bien.

Educar con valores, buenos ejemplos y correctivos es desde el hogar, en la escuela se aprenden asignaturas que servirn de herramientas para afrontar los retos de la vida pero igual se debe supervisar el comportamiento de los estudiantes para evitar que caigan en conductas inapropiadas.

Acciones como la operacin mochila deben continuar, los padres de familia deben aprobar ese acto es por la seguridad y bienestar de los muchachos.

Porque lo sucedido en la escuela primaria Althair Tejeda aunque no pas a mayores pero en la prxima puede ser una tragedia, el hecho, ojal, sirva para encender las alertas.



img

Les dejaron solos…

Venció el término que los partidos políticos tenían para signar sus alianzas en Tamaulipas. No fue sorpresa que el PAN fuera en la línea n...

img

¿Qué dijo?

No se entiende el actuar de muchos de la clase política, un día se quejan que se utilizan recursos oficiales para fines políticos y otro ello...