Despus del Senado, Me Retiro: Laura Alicia

Por Salvador Valadez Cardoza. 10/10/2004 10:11:33.

Pasada la tempestad y la fiebre  por las candidaturas, muy serena la senadora Laura Alicia Garza Galindo dice porqué, teniendo todos los méritos para hacerlo, no buscó la gubernatura  de Tamaulipas:


"No la busqué porque creo que todavía hay una serie de restricciones a nivel nacional para las mujeres. Sin embargo, hay que luchar. Creo que depende del talento de cada quien y a lo mejor, te lo digo honestamente, no tengo todos los atributos y credenciales para abanderar a este pueblo que tiene tantos problemas todavía y los va a seguir teniendo por su extraordinaria cercanía con la frontera y los Estados Unidos. A lo mejor todavía no soy el cuadro que requieren los tamaulipecos, pero ya nació la mujer que será la primer gobernadora de nuestro estado"


De carácter firme,  oradora pulcra, combativa, culta y con una trayectoria  que le permiten ser hoy por hoy,  la  mujer tamaulipeca con el mayor reconocimiento de la clase política nacional priísta y de oposición; su aportación al enriquecimiento del quehacer legislativo del país es invaluable, como senadora de la república  es una empecinada defensora del patrimonio de los mexicanos y no hay quien le gane a la hora de debatir.


Desde el Congreso de la Unión Laura Alicia Garza Galindo ha alzado la voz para decir: "Me Opongo terminantemente a que privaticen Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, odio que las familias tengan que elegir entre poder comer o pagar la luz..."


Desde una mesa del Restaurant Vips del centro Cultural Tamaulipas, y con cierto esfuerzo para superar el bullicio del concurrido lugar, la legisladora sube el tono de su voz para responder:


"Una vez que concluya mi responsabilidad en el senado, voy a retirarme de los cargos públicos para irme a descansar, estudiar Derecho que siempre me ha gustado y darle paso a las nuevas generaciones, porque sino de cualquier manera nos van a desplazar..."


-¿Cuales son esas  credenciales que considera que le faltan para buscar la gubernatura?, se le insiste.


"Obviamente mucha valentía, tener la capacidad para negociar en una serie de áreas en las que yo no estoy dispuesta negociar, como son las que se refieren a las cuestiones de seguridad pública. Soy una mujer muy frontal y creo que todavía son áreas que tienen que ser atendidas por varones.


-¿Como que edad tendrá ahora la próxima gobernadora de Tamaulipas?


"Esta muy chiquita todavía, pero ya nació‚, respondía en el momento en que la Presidenta del Sistema DIF estatal Maria Antonieta Morales de Yarrington se acercó a la mesa  y saludó de beso a la senadora.


"Mírala, estas concentradísima‚, le dice sonriente la primera dama.


"Yo admiro mucho a Tony, le ha puesto muchas ganas a su tarea, merece el reconocimiento de nosotros por su trabajo, detrás de su apariencia tan frágil hay un hilo de acero, de fuerza que la saca adelante", comentó a las reporteras mientras la Presidenta del sistema DIF estatal se dirigía  a su mesa después de haber presidido un evento en el Centro Cultural Tamaulipas.


 "A Tomás Yarrington mi reconocimiento, me encanta y lo quiero muchísimo, es muy respetuoso, somos muy amigos y nos conocemos muy bien, sería incapaz de decirme haz esto o no hagas aquello", continuó.


-¿Porqué se autodescartó para la gubernatura?, se le cuestiona a quien ha sido senadora de la república en dos periodos legislativos, ex diputada federal y ex secretaria general de gobierno del estado.


"Yo la descarte desde siempre. Otra cosa por la que no he buscado ser gobernadora es porque no tengo fortuna personal, no soy una mujer rica, tengo mis ahorros, pero yo no podría arriesgarlos. Yo tengo que agradecer a los medios de comunicación que siempre han sido generosos conmigo, prácticamente jamás me han cobrado y por eso mis campañas siempre han sido baratas y nunca he tenido que recurrir al acopio de recursos extraordinarios.. A los medios les interesa mas la noticia que doy que cobrarme y me he llevado muchas primeras planas en mis campañas.


- El  poder económico y político están estrechamente ligados, ¿Qué pasará con los políticos, con los líderes sociales, ahora las candidaturas tendrán que seguir siendo   para los hombres del dinero?


"A mi no me gusta pedir dinero, porque soy muy escrupulosa con el manejo de los recursos,  siempre he sido muy estricta en ese sentido, la primera vez que fui senadora, muchos grupos poderosos de ese entonces, porque muchos han ido desapareciendo, me ofrecían dinero. Por ejemplo, en Valle Hermoso se juntaron como veinte y me dijeron aquí hay tanto dinero, les dije no lo necesito, a mi el PRI me dio lo suficiente para hacer mi campaña..


 -¿Quienes le donaron el dinero?


Ellos eran empresarios, agricultores muy poderosos, pensaban que yo podría ser candidata a gobernadora y además se me ponían necios de que tenia que aceptar el dinero. Lo acepté y sistemáticamente lo doné en otras ciudades a nombre de quienes lo aportaron. En los periódicos seguramente habrá registros de lo que estoy diciendo.


"Además soy una mujer honesta, que tiene la confianza de los tamaulipecos, saben que no estoy metida en negocios, ni trafico influencias, ni me quedo con la lana, porque nunca he manejado dinero, y aunque la manejara, pueden tener la seguridad de que no delinquiría, primero ante mi misma, y eso es algo que lo aprendes en tu casa."


 "CUANDO GANÓ FOX, SENTÍ HORROR"


Laura Alicia Garza Galindo es sin lugar a dudas, la única mujer tamaulipeca que ha convivido en el escenario político nacional a lado de hombres como Carlos Salinas, Luis Donaldo Colosio, Manuel Camacho, Carlos Rojas, o con mujeres como Dulce María Sauri, María de los Angeles Moreno, Beatriz Paredes Rangel. Además de que su paso por la SPP al inicio de su carrera le dio una visión macro del gobierno federal.


"Conozco todo México y a la mayoría de los políticos que dirigen al país, por ejemplo, la primera vez que fui senadora, Fox era diputado federal, acuérdate, se ponía orejas de burro. ¡Por Dios! Yo me horroricé cuando supe que él iba a ser el candidato a la presidencia y cuando ganó, peor fue mi horror..." recuerda. 


La incursión de la senadora en la política fue después del 85, cuando es designada  por el entonces regente de la ciudad de México Manuel Camacho Solís como negociadora político-social para la reconstrucción de la zona derrumbada por el sismo de ese año. Para entonces, ya había laborado 4 años en la Secretaría de Programación y Presupuesto con Carlos Salinas de Gortari como titular (1978-1981) y venía de ocupar la delegación de la SPP en los estados de Puebla y Chiapas.


¿DISCRIMINADA? NUNCA


"La tarea de las madres de familia de hoy es lograr que los varones respeten y quieran a las mujeres. Transmitirles una historia oral diferente a la de nuestras abuelas,  romper esa histórica predilección  por los varones, de lo contrario, ‚ellos seguirán creyendo que nacimos para servirlos"


La senadora Laura Alicia Garza Galindo reconoce que en lo personal nunca ha sufrido la discriminación; sin embargo acepta que es necesario  seguir trabajando para acabar con la cultura machista, de discriminación y explotación de la que lamentablemente todavía es víctima la mujer en todos los ámbitos. "Soy una mujer que nunca ha sido discriminada quizá por la firmeza de mi carácter, siempre he sido invitada por mi partido a participar, pero también me han invitado todos los demás partidos políticos. Nomás que yo jamás abandonaré al mío, yo no le doy patadas al pesebre, nunca"


  -Usted llegó a ser candidata, incluso por encima de la voluntad de los gobernadores en turno...¿No?


"No. No creo,  siempre he sido una mujer que da resultados muy saludables en las legislaturas, no he sido especialmente dócil, siempre he sido rebelde, he ido a dar muchas veces con los presidentes de la república, excepto con Fox, porque ahí si no contesto, pero con Carlos Salinas de Gortari me mandaba llamar y me decía: ¿ porqué no quieres votar esto? Pues porque no me gusta y no estoy de acuerdo"


 "NO CULPO A NADIE POR NO HABERME CASADO"


Laura Alicia Garza Galindo es la mayor de tres hijos, su padre murió cuando tenía 18 años de edad; esa circunstancia la llevó a estudiar y trabajar simultáneamente en el Gobierno de San Luis Potosí para apoyar la economía familiar.


Es una mujer ejemplar en el terreno profesional y político; pero también de sacrificio.


"A nadie puedo culpar de haber antepuesto mi carrera a todo"


Su rostro va de la sonrisa a la nostalgia al revelar. "Nunca dejaré de envidiar a las mujeres que tienen a su esposo y a sus hijos.Cuando se presentaron las oportunidades para casarme, tenía muchas cosas qué hacer. Quería trabajar, hacer el postgrado y seguir preparándome.Cuando sentí que había llegado el tiempo de casarme me dediqué a buscar afanosamente, pero ya una blanca mano a los 34 años de edad, ya no es tan demandada."


Y continua: "A los 42 años tuve un tropiezo severo en mi salud, enfrenté una crisis de vida y tuve que sentarme, sacar cuentas y decirme: definitivamente ya no te casaste. Era imposible, porque cuando uno está joven el matrimonio es como una pintura de trazos abstractos muy grandes y en la medida que vas madurando el matrimonio se convierte casi en filigrana, dices que la pareja tiene que ser así, te pones muy requisitosa y llega el momento en que dices nunca voy a encontrar esa maravilla natural."


Sin embargo, agrega: "No culpo a nadie por no haberme casado o no haber tenido hijos, fue una decisión que yo consciente o inconscientemente fui tomando a lo largo de mi vida personal. Sí me dolió y después de un análisis muy largo tuve que admitir que yo era la constructora de mi propio destino. Salí adelante y soy una mujer que se levanta todos los días muy contenta de ser lo que es, de ser una servidora pública y creo además que llegó el momento de dejar pasar a otros cuadros, sino de cualquiera manera te van a desplazar"